Educación Física

En relación a los instrumentos de evaluación, es obligado incidir en que la evaluación ha de ser continua y formativa. Este principio rige todo el espectro de actividades desarrolladas según el modelo problematizado, haciendo una valoración constante de la progresión del alumno, con especial énfasis en adquisición de competencias dentro de un aprendizaje significativo, evaluando de esta forma también la eficacia del proceso enseñanza-aprendizaje. También se introducirán instrumentos de evaluación de la labor docente. En este sentido, los principales instrumentos de evaluación serán los siguientes:

  1. La observación y seguimiento diario del trabajo en el aula, así como de aquella actividades marcadas fuera de aula. Para promover la consecución de las competencias específicas de cada bloque de contenidos y fomentar hábitos de vida saludable en el alumnado, éstos deberán desarrollar una actividad fuera del horario escolar relacionada con cada uno de los bloques de contenidos específicos de educación física.
  2. La evaluación de las exposiciones orales de los alumnos: Participaciones debates y puestas en común, exposiciones de unidades didácticas, etc.
  3. El análisis de las producciones de los alumnos: Las actividades guiadas en clase (problemas, ejercicios, respuestas a preguntas o cuadernos de clase), trabajos específicos de las unidades didácticas, etc.
  4. Pruebas objetivas físicas y teóricas (en las que siempre tendremos en consideración el nivel inicial del alumnado).
  5. La entrevista personal: Es importante conocer si el proceso de enseñanza aprendizaje está cumpliendo sus expectativas y preguntar cómo lo mejorarían.
  6. Cuestionarios estadísticos sobre la labor docente (evaluación del docente).

 

Partiremos de la evaluación de las competencias iniciales del alumnado para determinar el nivel de partida en las diferentes unidades didácticas y poder adecuar las actividades del aula a las necesidades específicas del grupo en cuestión.

Mediante la evaluación procesual vamos a determinar si el alumno está adquiriendo las competencias esperadas durante la progresión de las sesiones.

Por último, mediante la evaluación final podremos observar en la medida en la que se han superado los objetivos establecidos en esta programación didáctica

 

Criterios de calificación

En los criterios de calificación se considerarán  los siguientes apartados:

  1. 35% conceptuales (pruebas teóricas y prácticas).
  2. 55% procedimentales (20% correspondiente a competencias básicas, 25% cuadernos de clase, exposiciones, actividades extraescolares, etc., y 10%  trabajo diario).
  3. 10% actitudinales (asistencia, comportamiento, etc.).

Será requisito indispensable la asistencia a clase y la puntualidad para superar la asignatura, debido al carácter práctico de ésta, siendo obligatorio asistir y participar en las sesiones. Los alumnos que por lesión no puede participar en las sesiones, deberán desarrollar actividades complementarias para superar la materia.

 

Actividades de refuerzo y ampliación

Si al finalizar la evaluación el alumno no ha conseguido alcanzar los objetivos mínimos establecidos para superar la asignatura, se procederá al desarrollo de una prueba de recuperación teórico-práctica que englobará los contenidos visto en el aula, siendo obligatoria la superación de ésta por parte del discente para aprobar la asignatura.

Aquellos alumnos que por sus capacidades de base requieran de una mayor dificultad durante las actividades del aula para su estimulación, se les proporcionará actividades complementarias que fomenten un aprendizaje significativo en la totalidad del alumnado. Por ejemplo al alumno que compita en algún estilo determinado de natación, se le propondrán actividades de mejora específica de aquellos aspectos del estilo que menos domina.

 

Modalidades de natación trabajadas durante el curso escolar.

1ª evaluación: crol

2ª evaluación: espalda

3ª evaluación: braza

Estilo Mariposa