Educación Infantil

El Centro de Educación Infantil Peñafort es un Centro privado en la provincia de Alicante que acoge a niños de primer y segundo ciclo de educación infantil de 0 a 6 años, con dos líneas completas por curso.

Lo forman 4 edificios sobre un solar ajardinado de 4.000 metros cuadrados. Dispone además de piscina climatizada, pista polideportiva, parque de educación vial, aula de danza, aula de piano, gimnasio y parques de recreo y juegos acotados por edades.

La Escuela está ubicada en el municipio de San Vicente del Raspeig a 7 kilómetros de la capital.

Nuestra Escuela ha ido evolucionando hacia un nuevo paradigma educativo basado en la estimulación precoz, la participación y la colaboración de las familias.

Tenemos gran empeño en respetar y desarrollar la individualidad y diversidad de cada niño al tiempo que se trabaja por hacer de la clase un espacio de cooperación donde se fortalece el intercambio, el trabajo en equipo y la propia clase.

Queremos que Peñafort sea una Escuela en la que se tenga en cuenta a todos.

Damos importancia a que cada niño no solamente encuentre en su aula un espacio físico donde ubicarse, sino que de verdad esté incluido en el grupo, esto quiere decir que se tenga en cuenta como se siente, qué cosas puede aportar, etc para que así nuestra Escuela sea un lugar con fuertes lazos de inclusión, donde la escucha sea el lema que guíe nuestra tarea diaria.

NUESTRA ESCUELA

Al tratar de transmitir a los padres y madres del Centro las actividades y progresos de sus hijos e hijas, siempre echamos de menos un medio que comunique los sentimientos y las sensaciones: el cariño, la alegría, la amistad, los juegos

¿Cómo transcribir en un informe la sonrisa de un bebé, o lo bien que se ha comido el niño los macarrones?

Por eso, realizamos un video que narra el ambiente cotidiano en el aula y en diversas actividades, en el que en alguna manera queda plasmado, cómo se ha desarrollado el curso escolar, siendo un trozo de historia de cada niño que las familias guardan año a año para poder ver la evolución y el desarrollo de sus hijos en el periodo que han sido alumnos de nuestro centro.

PROYECTO EDUCATIVO

El proyecto educativo constituye un documento de carácter programático que expresa los deseos de la comunidad escolar respecto a los principios educativos organizativos y normativos que inspiran la elaboración de los demás proyectos que articulan la gestión participativa del Centro. Teniendo en cuenta las cotas de autonomía y autogobierno que la legislación actual confiere a las comunidades escolares, éstas se verán reforzadas con este modelo de gestión. Todo modelo de autonomía escolar sugiere un estilo propio y característico de cada centro y unas señas de identidad que hacen más coherente y racional el trabajo de todos para la consecución de los fines y objetivos de la sociedad, y el propio centro se marca.

NORMATIVA LEGAL

El reglamento orgánico de las Escuelas de Educación Infantil y de los Colegios de Educación Primaria fue aprobado por el Real Decreto 819/1993, de 28 de mayo con el objetivo de brindar a los centros una única norma comprensiva de todos los preceptos cuya aplicación se considera imprescindible para su correcto funcionamiento y para cumplir lo ordenado, a este respecto, en las Leyes Orgánicas de 1985 y 1990.

Posteriormente, la Ley Orgánica de 9/1995, ha introducido, para garantizar una enseñanza de calidad, nuevos mandatos a los poderes públicos sobre fomento de participación de la Comunidad Educativa en la organización y gobierno de los centros docentes y en la definición de su Proyecto Educativo.

El Real Decreto 82/1996 del 26 de enero, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de la Escuela de Educación Infantil, en el Título IV, Autonomía de los centros, en el capítulo 1, Autonomía pedagógica y en el artículo 47 sobre la autonomía pedagógica de los centros, nos dice que los centros dispondrán de autonomía para definir el modelo de gestión organizativa y pedagógica, que deberá concretarse, en cada caso, mediante los correspondientes proyectos educativos, curriculares y reglamento de régimen interno.

El artículo 48 nos habla del Proyecto Educativo, indicando:

1. El Equipo Directivo elaborará el Proyecto Educativo del Centro (P.E.C.) de acuerdo con las directrices establecidas por el Consejo escolar y las propuestas realizadas por el claustro y los equipos de ciclo. Para el establecimiento de las directrices deberá tenerse en cuenta las características del entorno escolar y las necesidades educativas específicas de los alumnos.

2. El P.E.C. será aprobado y evaluado por el Consejo Escolar, si lo hubiere.

3. El P.E.C. fijará los objetivos, prioridades y procedimientos de actuación, e incluirá:

*La organización general del centro.

*La adecuación de los objetivos generales de las etapas que se imparten en el Centro.

*El reglamento de régimen interno.

*Los medios previstos para facilitar e impulsar la colaboración entre los distintos sectores de la Comunidad Educativa.

1.2. Tipología escolar

TITULARIDAD: privada y seglar.

NIVELES EDUCATIVOS: educación infantil de primer y segundo ciclo.

NÚMERO DE UNIDADES: consta de 12 unidades de 0 a 6 años.

NÚMERO DE CURSOS POR NIVEL: 2 por nivel.

PROFESORADO:

7 maestros especialistas en educación infantil.

13 técnicos superiores en educación infantil.

5 profesores especialistas en francés, inglés, danza, música y educación física.

1 psicólogo.

1 pediatra.

3 auxiliares.

3 personas de servicio.

ENTORNO

El Centro de Educación Infantil Peñafort está ubicado en una zona residencial del municipio de San Vicente del Raspeig. Está muy bien comunicada, tanto como con la localidad de San Vicente como con la de Alicante, Muchamiel, San Juan. No obstante el Centro dispone de autobús propio.

EL CENTRO

El Centro está compuesto por 4 pabellones independientes. En el primer pabellón se encuentran las aulas de meses, 2 años, 3 años, gabinete del pediatra, administración, secretaría y dirección. El siguiente pabellón conforma el comedor escolar y cocina. Entre estos dos y enclavado en el jardín se encuentra el gabinete de la psicóloga. El tercer pabellón, el más grande alberga las aulas de 1 año, 4 años, 5 años y aula de música. El cuarto pabellón lo componen el gimnasio, la sala de danza y almacenes.

El Centro, además de instalaciones polideportivas y parque de educación vial en las zonas de jardines, tiene piscina climatizada cubierta, para poderla utilizar durante todo el curso escolar.

FAMILIAS

El nivel de satisfacción general con la Escuela es muy alto. Un 90% de las familias comentan estar muy contentas con el Centro manteniendo una relación estrecha tanto con los maestros o educadores de sus hijos como con la Dirección. No obstante existe una crítica: la falta de continuidad de nuestro Centro en los niveles de primaria y E.S.O. para seguir la línea educativa y pedagógica existente. Aspecto éste que ya está en vías de solución.

Las familias valoran el ambiente general que se vive en el Centro como bueno y muy bueno, describiendo la frase estamos en casa la sensación y el sentimiento que a la mayoría el ambiente les genera. Comentan que los niños acuden a la Escuela con agrado y se muestran especialmente satisfechos con las actividades de acampadas, festivales etc . Así mismo, manifiestan un alto grado de satisfacción con el menú que la Escuela brinda a los niños.

Si bien, existen algunos matices según el ciclo. En general, las familias valoran cuatro características fundamentales de los maestros y educadores, a saber: respeto de los intereses de padres e hijos, respeto del niño de aprendizaje del niño-a, fomento de la autonomía, y el que sean cariñosos. Es de notar entonces, el valor que para las familias de la Escuela tiene el desarrollo afectivo en el proceso de aprendizaje. Por otro lado, las familias resaltan como aspectos relevantes la formación de los maestros y educadores, la capacidad de comunicación con las familias, el conocimiento de los intereses individuales y el respeto del proceso de desarrollo; esto conlleva, inevitablemente a la exigencia al equipo directivo de la atención diferencial a cada uno de los niños y que alguna madre o padre ha resumido en la frase mi hijo es una persona, no uno más .

Los padres y madres de la Escuela conocen los sistemas de evaluación y están por lo general conformes con la información que se les proporciona pero, para la gran mayoría, el interés se centra en saber si mi hijo es feliz y en qué aspectos el niño puede necesitar apoyo.

NIÑOS/AS

Según los datos que nos proporcionan los padres, gran número de niños hablan espontáneamente sobre la Escuela siendo las actividades, el profe , la seño , el patio y los amigos, los temas habituales que abordan. Hay un fenómeno en relación con los tutores que se repite y es digno de mención ya que los padres comentan que los niños hablan con mucho cariño de su profe o seño : es el/la mejor . A veces les llaman mamá o papá. Le hace más caso que a nosotros . Con lo cual podemos confirmar la importancia que los maestros o educadores tienen en la vida de los niños siendo un punto de referencia sólido.

EQUIPO EDUCATIVO

El equipo educativo del Centro de Educación Infantil Peñafort lo componemos 33 profesionales. La edad media del personal educativo está en torno a los 25-30 años. Así mismo, la Escuela está dispuesta y abierta para recibir alumnos de prácticas: de la facultad de magisterio y de institutos de formación profesional.

Aunque cada año cambian algunos miembros del equipo, es bastante estable. Sus miembros, comparten las mismas inquietudes y principios educativos y los transmiten a las personas que llegan nuevas. Es un equipo con ilusión, dinámico, abierto y con ganas de hacer cosas innovadoras, (se llevan a cabo Proyectos de Innovación), reflexionando sobre la práctica educativa y participando junto con los demás miembros de la Comunidad Escolar en su organización y gestión.

El trabajo en equipo responde a las necesidades de aprendizaje y profesionalización de los adultos. Posibilita el intercambio y contraste y, simultáneamente es la base de un objetivo común: conjugar la tarea de todos para ofrecer a los niños, coherencia y unidad en el Proyecto Educativo. Esto nos permite, a su vez:

– Un aprovechamiento racional de los recursos.

– La distribución de las tareas y la diversificación del trabajo.

– Riqueza de puntos de vista.

– La concesión de respaldo y apoyo a las iniciativas.

– La colaboración en la resolución de conflictos, el la toma de decisiones y en la realización de proyectos.

– La asunción de las funciones propias.

– El intercambio de información y experiencias.

– La negociación, el consenso y la corresponsabilidad en el desarrollo del Proyecto Educativo.

– La formación de personas tolerantes, abiertas y flexibles.

– La aportación de datos y conocimientos sobre las peculiaridades e intereses de todos los sectores y del entorno escolar.

– Una mejora en el grado de satisfacción y en el clima de relaciones de las personas implicadas en el proceso.

Queremos que el Centro sea una realidad integrada y no la suma del trabajo de niveles y ciclos aislados unos de otros, y que los educadores que lo constituyen, formen un equipo coherente, que sean motor de todo el funcionamiento de la misma, llevándolo a la práctica a través de nuestra organización.

Los educadores que componen el equipo educativo han de introducirse en una dinámica de trabajo colectivo, haciendo congruente su forma de entender la educación con la que tiene el resto de componentes del grupo y organizando un equipo de trabajo que sea el eje entorno al cual, gira la vida del Centro. Es por ello que en nuestra Escuela, valoramos, no sólo que los educadores alcancen un alto nivel profesional, sino que fundamentalmente, tengan actitud y capacidad para trabajar en equipo. En este sentido promovemos la formación permanente de los educadores facilitando su asistencia a cursos, congresos, seminarios, conferencias, etc, y consiguiendo que dicha formación, contribuya posteriormente al enriquecimiento del equipo pedagógico y de la línea educativa del Centro. Esto permitirá mejorar la práctica docente y lograr una intervención planificada, coherente y compartida.

Por otro lado, si mejorar la intervención pedagógicas es una de nuestras metas, entendemos desde esta perspectiva, la evaluación como una exigencia interna del perfeccionamiento de todo proceso de enseñanza-aprendizaje, y queremos que sea el motor del cambio curricular y de nuestro desarrollo profesional. Consideramos la evaluación, como un medio básico de investigación del profesorado que contribuye a un nuevo perfil profesional de nuestra función en el aula.

PERSONAL NO DOCENTE

La línea educativa de la Escuela es compartida por el resto del personal no docente:

3 auxiliares domésticas, 2 de autobús, 1 jardinería y mantenimiento, una psicóloga y un pediatra. Estas personas, además de la importante labor que desempeñan en el Centro, tienen un contacto diario y directo con los niños y niñas. Conocen y comparten los criterios educativos del equipo docente y colaboran directa e indirectamente en determinadas actividades.

Dado que todos los escolares comen en el Centro, se atiende especialmente la vertiente educativa del tiempo de comedor.

SEÑAS DE IDENTIDAD

Desde el equipo directivo vemos la necesidad de crecer desde nosotros mismos en valores y transmitir a los niños una auténtica educación en valores . Creemos que educar para la paz, la solidaridad, lleva implícito contribuir al desarrollo armónico de los niños y niñas, (acercarnos, buscar y ayudar a liberar en el niño todo un mundo lleno de vida y posibilidades), y esto pondrá en marcha, sin duda, el camino hacia la humanización de la sociedad.

En nuestro Centro damos gran valor a la expresión artística en cualquiera de sus manifestaciones (música, plástica, teatro, juegos ). Pensamos que todo niño lleva la música en su interior y no necesita un instrumento específico, sólo hay que ayudarle a que brote en plenitud.

Consideramos que el conocer, contemplar y amar la naturaleza inspira la creatividad humana y abre las puertas de la imaginación.

Resaltamos la importancia de la afectividad, ya que el equilibrio y armonía personal pasan por la capacidad de establecer y disfrutar las relaciones humanas.

Cuidamos los espacios por entender que éstos son comunicadores de mensajes estético, éticos, sociales, culturales, , que tienen en cuenta las necesidades de los niños (necesidades de ser vistos, oídos, queridos en lo que son y en lo que viven), y posibilitan lugares para el encuentro, la participación, el intercambio,

Trabajamos por pequeños proyectos ya que consideramos que los niños son protagonistas de su propio aprendizaje y tomamos, como responsabilidad nuestra, el acompañarles en su proceso de descubrimiento.

Nuestro camino como grupo ya es largo, estamos comprometidos en la tarea educativa de forma responsable, abocados a seguir innovando y avanzando como personas y como profesionales de la educación.

Principios básicos de nuestra tarea educativa:

1. Promovemos un desarrollo armónico e integral de los niños/as en los aspectos físicos, afectivos e intelectuales, atendiendo a sus necesidades, potenciando y valorando sus capacidades, respetando sus intereses y posibilitando, a la vez, las diferentes formas de expresión.

2. Propiciamos y facilitamos el establecimiento de relaciones sociales y afectivas de toda la Comunidad Educativa: entre los niños, entre niños y adultos, entre los profesionales y las familias, transmitiendo, con nuestra actitud, la importancia del respeto y la consideración hacia los demás, valorando la riqueza que nos aporta la diversidad (de sexo, de condiciones físicas, de estilos de vida, de ritmos de aprendizaje, de origen, de ideología, de situaciones económicas, etc).

3. Favorecemos la inquietud y curiosidad en los niños por su propio entorno físico, social y cultural; facilitando los recursos para conocerlo, comprenderlo y respetarlo. Potenciamos una actitud crítica y constructiva respecto a la realidad que, a la vez, les permita adquirir una visión positiva de la vida.

4. Consideramos la enseñanza-aprendizaje como un proceso activo de construcción e investigación, donde los niños y las niñas son los protagonistas de su proceso de aprendizaje para lo cual, fomentamos la curiosidad, la investigación, la iniciativa y la reflexión.

5. Creemos en la participación como forma de organización y funcionamiento que se manifieste en todos los momentos y ámbitos de la vida escolar. Propiciando espacios y canales de información y comunicación variados, que favorezcan la reciprocidad de forma que toda la Comunidad Educativa encuentre los cauces adecuados para poder manifestar sus inquietudes y formar parte de un proyecto común.

6. Entendemos la función docente como facilitador de recursos, dinamizador de procesos que con una actitud abierta y flexible y en formación permanente, trabaja en equipo para conjugar la tarea de todos y ofrecer a los niños confianza y unidad en el proyecto educativo.

VALORES

Educar en valores no es tarea fácil y a menudo es fuente de conflictos, pero al ser la educación un proceso de socialización, de interiorización de hábitos, conocimientos y de ideas, conlleva paralelamente, un proceso de transmisión de valores. En este sentido la LOE, en su preámbulo, establece claramente la importancia de la educación afirmando en el párrafo tercero que: en la educación se transmiten y ejercitan los valores que hacen posible la vida en sociedad, singularmente el respeto a todos los derechos y libertades fundamentales, se adquieren los hábitos de convivencia democrática y de respeto mutuo, se prepara para la participación responsable de las distintas actividades e instancias sociales y continúa profundizando en el quinto párrafo: la educación permite, en fin, avanzar en la lucha contra la discriminación y la desigualdad

Por esto se hace imprescindible en un Proyecto Educativo explicitar estos valores y establecer las líneas de actuación que éstos determinarán sabiendo, a tiempo, que ellos no existen al margen de la dinámica social y no pueden ignorar la realidad socioeconómica y cultural ni el marco de referencia donde nos desarrollamos, por lo que, como primer punto, explicitamos los valores constitucionalmente reconocidos en materia de educación como son la coeducación, la igualdad de oportunidades y los valores democráticos.

Así mismo es importante señalar que los valores , como tales, no son un contenido a impartir dentro del currículo educativo o que, al hablar de valores, implica que nuestros alumnos reciban un adoctrinamiento al respecto, sino que educar en valores es un trabajo contínuo, es crear unos espacios donde puedan desarrollarlos, es observar unas conductas que permitan comprenderlos, es, al fin y al cabo, vivirlos en toda la Comunidad Educativa dentro de una planificación intencionada donde se hagan presentes. Los temas transversales (Educación para la Paz, para la Igualdad de Oportunidades, para la Salud, Ambiental, etc abordados de manera amplia en toda la etapa de Educación Infantil y asumidos por sus profesionales, guían las actividades y experiencias de la Comunidad Educativa, suponen la priorización y la concreción en el currículo de esa educación en valores traduciéndose en propuestas metodológicas concretas.

Siguiendo este razonamiento se hace evidente la importancia que tiene el equipo docente y cada uno de los profesionales que lo integramos, exigiéndonos no sólo un compromiso individual sino, también, un modelo organizativo democrático y participativo y unas líneas metodológicas claras basadas en la investigación, la participación, la reflexión, la crítica y la enseñanza activa constructivista.

En nuestro intenso proceso de reflexión hemos considerado los siguientes valores sabiendo que la división que establecemos es formal ya que no existen compartimentos estancos cuando de principios generales estamos hablando: respeto y tolerancia. Respeto a la diversidad. Autonomía. Socialización. Colaboración. Creatividad. Espíritu crítico. Responsabilidad.